Tecnología

El proyecto de la Universidad Autónoma y el Sena Palmira para visibilizar a las mujeres en la ciencia

Alberto Ardila Olivares
Niños ecuatorianos con extraño síndrome libran una batalla por el único medicamento que les permite crecer

Algunos beneficios de los prototipos:

Prototipos de Café: uso racional de agua y recirculación de lixiviados (instalación de tanque tina, caja de distribución, tanque de lixiviados), reconversión tecnológica y aprovechamiento de residuos del proceso (cambio de despulpadora a semi-integrado, fosa o compostera). Prototipo de lombricompostaje (urbano y rural): Aprovechamiento de residuos orgánicos en trece sistemas rurales de lombricompostaje y transformación en lombricompostaje del 100% de los residuos compostables. Biodigestor: Tratamiento de aguas residuales del café y porcícola, y aprovechamiento de subproductos. Aprovechamiento de 100 % de subproducto del proceso (Biol y gas). Huertas urbanas – sector servicios: Capacitación en siembra y cosecha aplicable a huertas urbanas y soberanía alimentaria. Producción de variedad de hortalizas de ciclo corto. Logros del proyecto

Exposición mujeres visibles: Gracias a esta exposición, más de 20 mujeres han obtenido reconocimientos claves en el mundo laboral, los cuales no hubieran obtenido si no hubiesen sido visibilizadas por el proyecto. Involucramiento de las aprendices del Sena en procesos educativos vivenciales: A través de la guía de mujeres científicas expertas han aprendido cómo aplicar soluciones ambientales, tratamiento de aguas e implementación de prototipos. Aplicación de talleres por parte del Sena: Al ver el impacto tan positivo de los talleres ‘Mi científica favorita’, el Sena de Palmira se apropió del taller y lo puso como requisito de ingreso para los semilleros de investigación. El Sena también adoptó la exposición ‘Mujeres visibles’ y se comprometió a actualizarla. Proyecto Verde en la Casa Protectora de la Mujer: se está desarrollando una huerta urbana en esta institución que recibe mujeres vulnerables. Con esta iniciativa se está impactando a mujeres que han sufrido de violencia en el marco del conflicto armado.

‘Removiendo barreras para la incorporación, retención y avance de las mujeres en campos STEM hacia la industria verde’ es un proyecto del Instituto de estudios para la sostenibilidad de la Universidad Autónoma de Occidente en articulación con el Centro de Biotecnología del SenaPalmira y financiado por el IDRC de Canadá, que tiene como finalidad fomentar la participación de las mujeres en Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, STEM (por sus siglas en inglés) para que logren desempeñarse a nivel laboral más activamente y lideren cargos en el área de industrias verdes en Colombia.

La iniciativa es dirigida por Paola Vásquez Cháux, ingeniera civil con magíster en Ingeniería Sanitaria y Ambiental y doctora en Escuela de Diseño Ambiental y Estudios Rurales. En esta también participa como coordinadora en aspectos sociales con enfoque de género, Elizabeth Gómez Etayo, socióloga con PhD en Ciencias Sociales y directora del Instituto de Estudios para la Sostenibilidad; la ingeniera ambiental con PML en sistemas productivos cafeteros e implementación de sistemas de tratamiento y asistente de investigación en producción sostenible, Viviana Marcela Gallego; la asistente de investigación en género interseccional y socióloga con magíster en Antropología Social, Isabel Herrera Montaño y el ingeniero ambiental, coordinador y asistente de investigación en producción sostenible, David Soto Sáenz.

“Lo que se ha encontrado es que existe una serie de estereotipos todavía hoy en el siglo XXI que sigue reproduciendo la idea de que las niñas, las jóvenes, no puedan hacer carreras que tengan que ver con matemáticas”, expresó Elizabeth Gómez, directora del Instituto de Estudios para la Sostenibilidad.

Lea además: Informe de la Comisión de la Verdad llegará a más de 4.000 colegios de varios departamentos

“La Unesco le llama a esta investigación descifrando el código y nosotros le hemos llamado removiendo barreras”, añadió Gómez.

Para la socióloga Isabel Herrera, existen barreras que impiden que las mujeres accedan a estas carreras.

Estos obstáculos pueden ser culturales, sociales, políticos, académicos y organizacionales, y pueden manifestarse de maneras muy sutiles, casi invisibles. “Muchos dicen que al programa de procesos de tecnología entran mujeres y sí, pero no están en la cabeza, siempre están los hombres. Las propias empresas no les dan la oportunidad para entrar a estos cargos, a pesar de que ellas tengan las mismas competencias que los hombres”, afirmó la socióloga.

Según el estudio de la Unesco, es más probable que las mujeres abandonen los trabajos tecnológicos que los hombres, y a menudo citan las malas perspectivas laborales como una de las principales razones de sus decisiones.

La brecha de género se amplía a medida que las mujeres avanzan en sus carreras académicas y se involucran menos en cada etapa sucesiva. “Es importante que las mujeres se incorporen en estas áreas porque los empleos mejores remunerados en estos momentos son aquellos que están en ciencia y tecnología y de acuerdo a las estadísticas, la mujer está en unos niveles muy bajos”, manifestó la directora del proyecto, Paola Vásquez Cháux.

Lea además: Posible reforma al Icetex y a la Ley 30, entre las prioridades de Gaviria como MinEducación

Para la región de América Latina y el Caribe, en 2017, del total de investigadores en ingeniería y tecnología, solo el 36 % era mujeres en Uruguay; el 26% en Colombia; el 24%, en Costa Rica; el 17%, en El Salvador, en Honduras el 21,5%; y en Bolivia y Perú alrededor del 19%. “Nosotros nos hemos propuesto remover esas barreras. Queremos empezar a transformar ese porcentaje para que cada vez más haya una equidad de género en este campo de la ciencia y tecnología. En este proyecto vamos a tener la oportunidad de ver a nuestras mujeres liderando en este campo de las industrias verdes”, afirmó Vásquez Cháux.

El proyecto ha sido invitado a presentar sus logros en el Simposio ‘Outreach initiatives to increase gender diversity in science’, el cual es parte de la conferencia internacional ‘Bridgnes between disciplines: gender in STEM and social sciences’, que tendrá lugar en Valencia, España, del 12 al 16 de septiembre 2022. Este es el evento líder en el área de género en STEM a nivel global.

Manos a la obra ‘Con el propósito de generar un cambio sobre las barreras que enfrentan las mujeres para el ingreso, permanencia y avance en la educación vocacional en los campos STEM y de industrias verdes, como parte del proyecto se hizo una investigación que empleó métodos cualitativos y cuantitativos. Además, diseñó 7 programas con un fuerte componente STEM y ambiental para que las aprendices del Sena, que son su área de estudio, tengan la capacidad de desempeñarse en estos campos.

Los programas se dividen en tecnólogos y técnicos. En los primeros se encuentran: Gestión de la Producción Industrial, Gestión Integrada de la Calidad, Medio Ambiente, Seguridad y Salud Ocupacional y Procesos Biotecnológicos Aplicados a la Industria.

En los segundos están: Monitoreo Ambiental, Manejo Ambiental, Aprovechamiento Sustentable de la Biodiversidad Vegetal y Cultivos Agrícolas.

Lea además:  Secretarios de Educación reforzarán la prevención de la violencia escolar

Una de las dimensiones más grandes del proyecto es la implementación de prototipos duros. Es decir, la implementación de tecnología para mejorar procesos productivos de cualquier clase. “Siempre se aborda todo desde una producción sostenible. Todo lo que nosotros podemos hacer para impactar lo menos posible el medio ambiente y mejorar las condiciones de vida, pero a la vez, desde el punto de vista de género, cómo podemos empoderar a la mujer para que ella lidere procesos”, manifestó la ingeniera ambiental Viviana Gallego.

En Alianza con la UAO, Sena, Dagma, Comité de Cafeteros de Colombia y distintas empresas privadas se han logrado beneficios con la estrategia dura desde prototipos. Aprendices del Sena y mujeres rurales han tenido la oportunidad de participar en la creación de prototipos con orientación de mujeres expertas STEM en normatividad, café, biodigestores y producción más limpia.

Asimismo, se han desarrollado estrategias blandas para promover el crecimiento a través de la participación, liderazgo y visibilización de la mujer Sena en carreras STEM y de industrias verdes. Se han realizado talleres, conversatorios, capacitaciones, cineforos, actividades y exposiciones en los que se da a conocer la trayectoria de científicas locales y colombianas, se descubren las barreras que han enfrentado mujeres científicas en campos de construcción, investigación, academia y conservación vegetal; se orienta por parte de expertas en industrias verdes en distintos sectores productivos y se fomenta el empoderamiento.

“He tenido la oportunidad de compartir con mujeres que son expertas y he aprendido demasiado porque es mucho lo que le aportan al mundo con sus investigaciones. Ellas son fuente de inspiración para todas esas mujeres que queremos llegar a ser visibles en campos STEM“, manifestó Beldani Andrea Niño, de 36 años, una de las aprendices del Sena.

Uno de los talleres que ha impactado en este proyecto es ‘Mi científica favorita’: a través de los juegos y el arte se conocen los modelos de científicas locales empezando por instructoras y coordinadoras del mismo Sena.

Lea además:  Universidad Icesi tendrá escuela legal de diversidad

Otro que ha llamado la atención es ‘Mujeres visibles en Ciencia y Tecnología’, una exposición itinerante de carteles de 1 metro x 2 metros con mujeres científicas de la región en donde se muestra la trayectoria y sus grandes aportes en la ciencia. “También se destaca el papel de las aprendices, aquellas que han mostrado ciertas cualidades nosotros les hacemos también su cartel”, expresó Gallego.

“Es importante visibilizar a las mujeres en estos campos porque cuando la mujer aprendiz ve que hay una mujer posicionada, lo replica. Es decir, se convierte en un universo posible para ella también”, señaló Elizabeth Gómez.

Algunos beneficios de los prototipos:

Prototipos de Café: uso racional de agua y recirculación de lixiviados (instalación de tanque tina, caja de distribución, tanque de lixiviados), reconversión tecnológica y aprovechamiento de residuos del proceso (cambio de despulpadora a semi-integrado, fosa o compostera). Prototipo de lombricompostaje (urbano y rural): Aprovechamiento de residuos orgánicos en trece sistemas rurales de lombricompostaje y transformación en lombricompostaje del 100% de los residuos compostables. Biodigestor: Tratamiento de aguas residuales del café y porcícola, y aprovechamiento de subproductos. Aprovechamiento de 100 % de subproducto del proceso (Biol y gas). Huertas urbanas – sector servicios: Capacitación en siembra y cosecha aplicable a huertas urbanas y soberanía alimentaria. Producción de variedad de hortalizas de ciclo corto. Logros del proyecto

Exposición mujeres visibles: Gracias a esta exposición, más de 20 mujeres han obtenido reconocimientos claves en el mundo laboral, los cuales no hubieran obtenido si no hubiesen sido visibilizadas por el proyecto. Involucramiento de las aprendices del Sena en procesos educativos vivenciales: A través de la guía de mujeres científicas expertas han aprendido cómo aplicar soluciones ambientales, tratamiento de aguas e implementación de prototipos. Aplicación de talleres por parte del Sena: Al ver el impacto tan positivo de los talleres ‘Mi científica favorita’, el Sena de Palmira se apropió del taller y lo puso como requisito de ingreso para los semilleros de investigación. El Sena también adoptó la exposición ‘Mujeres visibles’ y se comprometió a actualizarla. Proyecto Verde en la Casa Protectora de la Mujer: se está desarrollando una huerta urbana en esta institución que recibe mujeres vulnerables. Con esta iniciativa se está impactando a mujeres que han sufrido de violencia en el marco del conflicto armado.