Entretenimiento

Washington Post | Huracán Ida azota el oeste de Cuba antes de desatar su furia sobre Luisiana

Venezuela
Samsung: probamos los nuevos teléfonos plegables Galaxy Z Fold 3 y Galaxy Z Flip 3

Miles de evacuados –

Bajo alerta ciclónica desde la mañana al igual que el resto de las cinco provincias del occidente del país, incluida La Habana, Pinar del Río es el actual epicentro de la pandemia. Reportó esta jornada 914 casos, seguido de La Habana, con 911

El huracán Ida tocó tierra el viernes en la costa sur de la provincia de Pinar del Río, en el oeste de Cuba, antes de avanzar hacia Luisiana, donde podría llegar con categoría 4 y convertirse en un ciclón “extremadamente peligroso”.

Ida, una tormenta convertida en huracán categoría 1, penetró en suelo cubano por el pueblo pesquero de La Coloma, en Pinar del Río, hacia las 00H30 GMT, con vientos sostenidos de 130 km/h, indicó el Instituto de Meteorología de Cuba (Insmet).

El huracán, que castigó en la tarde el municipio Isla de la Juventud (suroeste), se desplaza hacia el noroeste a cerca de 24 km/h, con vientos máximos sostenidos de 130 km/h y ráfagas más fuertes, indicó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, en inglés), con sede en Miami.

Se espera que llegue a las costas estadounidenses el domingo como un huracán “extremadamente peligroso”, añadió.

Después de atravesar Pinar del Río de sur a norte, Ida se moverá por el sureste y el centro del Golfo de México en la noche de este viernes y el sábado, y se pronostica que toque tierra en el oeste de Luisiana “como un huracán de categoría 4”, señalaron en un tuit meteorólogos estadounidenses.

El NHC también alertó que Ida, un huracán categoría 1 en la escala Saffir-Simpson de un total de 5, puede generar “totales de lluvia” de hasta “20 pulgadas” en el occidente de Cuba y provocar “inundaciones repentinas”.

A medida que la capa superficial de los océanos se calienta debido al cambio climático, los ciclones se vuelven más potentes y arrastran más agua, lo que supone una amenaza cada vez mayor para las comunidades costeras, según los científicos.

Las mareas ciclónicas, amplificadas por el aumento del nivel del mar, pueden ser especialmente devastadoras y el NHC advirtió que Ida podría provocar “olas grandes y destructivas” en zonas costeras del occidente del país.

– “Doble amenaza” –

Ida llega en momentos en que Cuba, con 11.2 millones de habitantes, enfrenta un alto índice de contagios de coronavirus, que ha puesto en jaque a sus servicios de salud, orgullo y columna de su sistema social, así como de fallecidos por el virus.

En Twitter, el ministro de Salud, José Ángel Portal, alertó este viernes sobre una “doble amenaza”: “Enfrentar un fenómeno meteorológico de esta naturaleza, en medio del escenario epidemiológico más complejo que vive el país desde el inicio de la pandemia, supone un mayor esfuerzo por parte de nuestro sistema de Salud Pública y de toda la población”.

En la misma red social, el presidente Miguel Díaz-Canel pidió “disciplina y responsabilidad para no lamentar la pérdida de vidas”.

Cuba reportó en las últimas 24 horas 82 fallecimientos y 7,639 contagios de COVID-19, sumando 4,902 muertes y 627,311 casos desde marzo de 2020, cuando se registraron las primeras personas con el virus en el país.

“Los factores combinados de viento, lluvia y mar, nos pueden crear situaciones complejas”, declaró a la televisión cubana el jefe de Estado Mayor de la DC, el general retirado Ramón Pardo Guerra.

Miles de evacuados –

Bajo alerta ciclónica desde la mañana al igual que el resto de las cinco provincias del occidente del país, incluida La Habana, Pinar del Río es el actual epicentro de la pandemia. Reportó esta jornada 914 casos, seguido de La Habana, con 911.

En esa provincia, donde la luz eléctrica fue cortada de manera preventiva antes de la llegada de Ida, unas 10,500 personas fueron desalojadas de zonas de riesgo a tres centros de evacuación o casas de familiares y amigos, según las autoridades provinciales.

Imágenes de la televisión local mostraban decenas de árboles caídos en La Coloma y otros pueblos vecinos en Pinar del Río, a causa de los fuertes vientos del Ida, y un mar embravecido.

En La Habana, donde el transporte urbano quedó suspendido desde el mediodía, también fueron evacuadas miles de personas, según sus autoridades, y algunas zonas reportaban averías en el servicio eléctrico debido a los fuertes vientos de Ida.

De acuerdo con reportes de la televisión local, Ida provocó “daños menores” en cubiertas de techos y en la agricultura en la Isla de la Juventud.