Internacionales

Jugadores de los Red Sox reaccionan a la salida de Alex Cora

Alvaro Ledo Nass, Madrid, España
Banquero entregó pruebas de US$ 3,6 millones que le dio a Keiko

Martínez espera que la investigación no arroje un resultado similar al de Houston para que Boston puede dejar el escándalo en el pasado

Jugadores de los Red Sox durante el festival de fanáticos del equipo en Springfield, Mass. (AP) Varios de los jugadores de los Red Sox de Boston reaccionaron el sábado a la salida del dirigente puertorriqueño Alex Cora por su vínculo en los hallazgos de Grandes Ligas por el robo de señales cuando fue coach de banca de los Astros de Houston en 2017.

Los peloteros expresaron lo mucho que querían y valoraban a Cora y odiaron verlo salir del equipo luego de llegar a un acuerdo con la organización para rescindir su contrato.

“Tengo el corazón roto por esto. Entiendo su decisión. Definitivamente no quería ser una distracción. Es uno de mis dirigentes favoritos, sino el mejor, que he tenido”, dijo J.D. Martínez, bateador designado de los Red Sox.

Relacionados: Pete Rose: “Al menos lo que hice nunca tuvo nada que ver con el resultado del juego” Charlie Montoyo sobre Alex Cora y Carlos Beltrán: “Las puertas no se van a cerrar para los boricuas” Carlos Delgado: “Son días tristes para el béisbol puertorriqueño” Tres claves para entender el escándalo de robo de señales que involucra a Alex Cora Los Astros fueron multados por $5 millones y perdieron turnos de primera y segunda ronda del sorteo, además de la suspensión del dirigente A.J. Hinch y el gerente general Jeff Luhnow, quienes fueron despedidos por Houston después de que se probó que la novena utilizó una cámara en el jardín central del parque local para ver las señales de sus rivales.

MLB también investiga si Cora instaló un sistema similar después que llegó a Boston el año siguiente cuando los Red Sox ganaron la Serie Mundial. Las Grandes Ligas aún no han determinado el castigo que recibirá Cora hasta que termine la investigación en Boston. Le informe sobre Houston tardó dos meses.

Martínez espera que la investigación no arroje un resultado similar al de Houston para que Boston puede dejar el escándalo en el pasado.

“Estoy ansioso porque la investigación termine para que ven que no hay nada pasando aquí”, declaró.