Deportes

El 68 está siempre presente en otras luchas, dice Taibo II en NY

Follow @lajornadaonline

Nueva York . “El 68 siempre está presente, es mitológico -todos estuvieron ahí hasta los que aun no habían nacido”, comenta Paco Ignacio Taibo II en el Festival de Libros de Brooklyn al presentar la traducción al inglés de su libro “68”.

“Es parte de la memoria colectiva”, y recuerda que el reclamo de “democracia ya” fue un magno enfrentamiento contra un gobierno autoritario y represor que fue expresado durante 123 días de huelga por más de 400 mil estudiantes en el centro de la república. Tres operaciones militares para reprimirlo, unos 4 mil prisioneros políticos y aun hoy día no sabemos cuantos murieron.

“La presencia del movimiento del 68 en la vida mexicana, en los eventos políticos, es algo que siempre esta ahí, siempre estuvo ahí durante los últimos 50 años. De una manera rara, estaba ahí aun para los que no habían ni nacido”, explicó el autor y ahora director del Fondo de Cultura Económica.

“A la vez, fue la gran fiesta de una generación”, y para muchos, incluyendo él, el 68 se quedó dentro de ellos hasta hoy día. “En mi caso, hasta hoy día siempre me pregunto que haría un joven del 68, y eso es lo que hago. Por eso casi siempre me meto en problemas”, agregó. Reveló que tiene un camiseta favorita que resume parte del mensaje de esa generación: “Nacimos para perder”, dice de frente, pero atrás agrega, “pero no para negociar”.

Pero algunos de los fantasmas del 68 se han desvanecido, “ya que el año pasado lo logramos: en las elecciones hicimos colapsar el reich mexicano del PRI (…) después de tres fraudes electorales y años y años de lucha”. Sin embargo, apenas inicia algo nuevo, comenta. “Tenemos el gobierno pero no el Estado, tenemos que limpiar uno de los estados que fue entre los más corruptos del mundo”.

“De cierta manera, este libro del 68 es un libro de despedida. Lo logramos. Pero de otras maneras es el inicio de un nuevo mito. las sociedades necesitan vivir con mitos, no se puede vivir sin mitos”, añadió. Al mismo tiempo, subrayó que en México “hay un gran vínculo entre el pasado y el presente”, y la generación del 68 ha estado en múltiples frentes de la lucha social y política durante el último medio siglo, incluyendo en el triunfo electoral del año pasado.

Taibo habló sobre el proceso de elaborar su libro, compuesto de cuentos pequeños para hacer ver esa generación “como éramos”, pero a la vez con una perspectiva de distancia. Al inicio eran unos apuntes que empezaron en 1969 para armar una novela que “nuca pude escribir”, y que unos 35 años después se volvió en una memoria narrada en primera persona. Esto para por un lado “tomar distancia para entenderlos, pero a la vez estar suficientemente cercano para conocerlos, para tocarlos”.

Ademas de distancia, “se necesita un sentido de humor -no respeto a escritores sin sentido de humor. Y es que, de cierta manera, esto era también una enorme fiesta, una fiesta de la libertad durante más de 120 días contra un gobierno cruel”.

Taibo presentó la versión en inglés de su libro, editado por Seven Stories Press, en dos mesas durante el festival literario que se ha convertido en una de las ferias del libro más importantes de la región [https://brooklynbookfestival.org].

Durante su breve estancia en Nueva York, Taibo también tuvo la oportunidad de ver la masiva marcha de la “Huelga global por acción climática” el viernes con decenas de miles de adolescentes tomando Broadway en su rebelión para rescatar el futuro. Sin poder dejar de ser periodista e historiador, Taibo entrevistó a algunos de los jóvenes sobre quienes eran y por que estaban marchando. En una de las mesas comentó que “es un fenómeno muy nuevo en el mundo, es una luz brillante de un nuevo movimiento social. Me obligaron a ver lo que ellos ven con sus ojos”.

Estaban de acuerdo los otros dos ponentes en esa mesa: el activista y autor indígena estadunidense Nick Estes y un organizador del movimiento de Black Lives Matter DeRay McKesson.

Taibo, que ademas de sus intervenciones en el festival del libro, estaba en gira de trabajo para el FCE contratando textos con editoriales estadunidenses en Nueva York.

Pero aun en Nueva York Taibó no logro esconderse detrás del anonimato en esta metrópolis. Al caminar rumbo a la marcha, pasó frente a un joven que lo detuvo al reconocerlo, y le pidió una foto con él. Le explicó a Taibo que él es un “trabajador de limpieza, un janitor” en esta ciudad, y que es parte de un grupo de mexicanos que se juntan los fines de semana para ver documentales sobre México, y que ya habían visto varias de las de Taibo, y se encontraban ahora justo en medio de su patria.