Negocios

AN rechaza creación de nuevo carnet fronterizo

La Asamblea Nacional rechazó de manera contundente la creación de una nueva tarjeta biométrica de movilidad fronteriza anunciada recientemente por el Ejecutivo Nacional, por considerar que la misma se convertirá en un nuevo mecanismo de corrupción. 

El diputado Franklin Duarte, miembro de la Comisión Permanente de Política Interior del parlamento destacó que este nuevo mecanismo de control, al igual que el dispositivo que se estableció para el combustible, será una nueva “alcabala” para el “matraqueo”. 

 “Si el gobierno de Nicolás Maduro, a través del Saime, ha sido incapaz de generar un documento de identidad como el pasaporte, dudamos que estableciendo un nueva tarjeta de movilización se pueda tener algún control efectivo de quienes se desplazan por las fronteras”, expresó Franklin Duarte

El parlamentario se refirió además a la reapertura del paso fronterizo con Colombia en el Estado Táchira y aseguró que tal anuncio representa un “show mediático”, pues esa apertura obedece a la presión del pueblo, dada la incompetencia de los cuerpos de seguridad en la fronteras para combatir la presencia de grupos irregulares”, dijo

 La Comisión de Política Interior solicitó la presencia activa de la Fuerza Armada Nacional, en la frontera más viva y activa de Latinoamérica, pues en la misma existe la presencia de guerrilleros y colectivos paramilitares que mantienen aterrado al pueblo y extorsionan a quienes se trasladan por las pasos fronterizos. 

Duarte denunció que los jefes militares destacados en la frontera “no han podido hacer respetar la soberanía nacional y se han dedicado a vivir de la corrupción y ahora son unos nuevos millonarios”. 

El 17 de junio se comenzará a tramitar el carnet de control fronterizo para colombianos que ingresen a Venezuela. 

En el marco de la sesión plenaria la diputada Nora Bracho, presidenta de la Comisión de Administración y Servicios presentó el Monitor de los Servicios Públicos de la AN, que permitirá dar información, precisa sobre la situación de los servicios públicos, y establecer las políticas públicas a futuro.